Salvador
Blog

Salvador

Posted On junio 20, 2017 at 11:45 pm by / No Comments

Redes Sociales

Salvador

¿Porqué el título de Salvador en este artículo? Lo explico a continuación.
Durante las últimas semanas me he interesado en conocer sobre las costumbres judías. Lo he hecho pues me parece interesante conocer como Jesús vivió, es decir, sabemos que Jesús es el hijo de Dios, pero el Padre Eterno lo encarnó en un cuerpo humano, para cumplir lo que la escritura y los profetas decían que había de cumplirse, naciendo así en el seno de una familia judía, del linaje de David, de la tribu de Judá, por tanto practicó todas esas costumbres Bíblicas.
En el Evangelio de Mateo vemos lo que Él manifestó acerca de esto al decirle a sus apóstoles que no había venido a dejar de cumplir la ley, sino más bien a hacerla cumplir (Mateo 5: 17), era claro su mensaje en virtud que como cristianos creemos que toda la palabra de Dios se resume en Jesús por ser el hijo de Dios, el Mesías que el pueblo judío esperaba. 
Luego de ir conociendo un poco más acerca de sus costumbres, me encuentro con que Jesús en Idioma Hebreo es Yeshúa  y que además significa Salvador.

Lo anterior me hizo reflexionar en la grandeza del nombre del Señor, y no pude dejar de contrastarlo con el nombre de mí país, El Salvador.

Cómo todos sabemos la situación del país es muy difícil por una serie de situaciones que aquejan a la población, que no solamente es la ausencia de dinero, sino la ausencia de valores y buenas costumbres como pueblo, creo que como país podemos llegar a hacer una gran nación, si es que tomamos el ejemplo del Pueblo de Israel, pues de todas maneras El Salvador, lleva el nombre de su hijo unigénito, el Mesías.

¿Pero porqué será que nuestro país pasa por tantas dificultades si tenemos la bendición de que la tierra dónde habitamos lleva el nombre de Yeshúa?

La respuesta es simple, aunque este bello país lleva Su nombre -privilegiado en el mundo además de Israel- No todos sus habitantes tienen a Dios (D-os) como suyo.

A pesar de que mayoritariamente nos decimos llamar cristianos, en nuestro país pareciera ser que lo vemos como una moda o algo por estilo, y cuando se nos cuestiona porque estamos así no sabemos que responder.

Ahí es dónde creo debemos de reflexionar sobre las costumbres del Pueblo Judío, pues no dejan de practicar valores milenarios fundados en la Palabra de Dios que les inculcaron sus padres como la solidaridad, el respeto familiar, etc., pero sobre todas las cosas, el temor a Dios, a quien nosotros como cristianos tenemos la dicha de llamarle Padre.

Si no veamos como es para ellos de importante y especial la llegada del Shabbat y encender las candelas al caer el sol del día viernes, solo por mencionar un ejemplo.

Creo que si los salvadoreños volcáramos nuestra mirada hacia el Salvador (Yeshúa), practicáramos los valores cristianos, el cual se resume en amar a Dios sobre todas las cosas, reconociéramos que este pedacito de suelo es nuestra tierra, y es de dónde emana la leche y la miel para nosotros, lograríamos mucho, como el ejemplo de Pueblo Judío.

Tenemos muchas similitudes, ambos somos países pequeños, muchos de nuestros compatriotas también están fuera del país, ambos pueblos llevamos nombres escogidos por Dios, pero eso sí, es grande la brecha que nos separa en cuanto valores y buenas costumbres como nación fundadas en la Palabra de Dios.

Sino veamos cómo nos enfrentamos día con día en el tráfico, dónde nos disputamos el puesto en la calle, como que si al hacerlo eso nos asegura llegar más temprano hacia nuestro lugar de destino, la poca solidaridad que existe en los temas de educación, salud, seguridad, etc.

Para Israel es tema clave para su desarrollo, pero sin descuidar su Fe, a diferencia de El Salvador, dónde cada año que pasa el presupuesto aprobado por la Asamblea Legislativa no alcanza y son pocos los programas que ofrecen becas para tanta población.

Vivamos como Cristo nos enseñó con su testimonio, siendo solidario, humilde, con mucha comunicación hacia su Padre, pero sobre todo obedeciendo sus enseñanzas y las que más adelante nos hicieran sus discípulos en sus evangelios y libros del nuevo testamento.

Casualmente mi padre, mi hermano y mi hijo se llaman Salvador y dispusimos con mi esposa llamar así a nuestro hijo por ellos, más no se nos cruzó por nuestra mente que el nombre de mi hijo era Yeshúa en Idioma Hebrero, es decir Jesús, ahora al haber conocido esto nos llenó de mucha alegría en nuestro corazón.

Comentarios en Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X